Villa Petaca, una estancia con su propia historia

casa-rural-cerca-de-merida-castillo-trujillo
Ruta de Castillos desde Casa Rural Villa Petaca
noviembre 17, 2015
casa-rual-santa-amalia-badajoz-2
LA TRADICION DEL PRESENTE EN CASA VILLA PETACA
diciembre 10, 2015
Mostrar todo

Villa Petaca, una estancia con su propia historia

web casa rural cerca de merida

Alojamiento Rural Villa Petaca (Merida)

Este alojamiento rural se sitúa en el pueblo extremeño de Santa Amalia y es, en palabras de sus propietarios, la “edificación de una saga que comenzó Antonio Díaz Andrade, el tío Petaca”

En el pueblo de Santa Amalia (provincia de Badajoz, en pleno corazón de Extremadura) se levanta el sueño de la familia Díaz Andrade, Villa Petaca. Una casa holgada, discreta y cómoda que recoge las ilusiones y el trabajo de varias generaciones por erigir ese punto de encuentro, ese referente, al que toda familia aspira. Villa Petaca es por definición un alojamiento rural que garantiza a sus huéspedes una estancia con su propia historia.casa-rural-merida-cocina-2

A esta casa se entra por la cocina, santuario de todo hogar. Precisamente por eso es el espacio que acoge la mayor singularidad de la casa, su ‘corazoncito’, su orgullo; un amplio mural de escritos y fotografías recibe a los huéspedes con la historia de la concepción, diseño, construcción -paso a paso, a lo largo de muchos años- y remate de Villa Petaca.

“Es la edificación de una saga que comenzaron Antonio Díaz Hurtado, el tío Petaca, y su mujer Visitación Nieto Ruiz cuando vendieron su piso en Alcorcón, Madrid, allá por 1974, que continuó su hijo Paulino Díaz Nieto, casado con María Andrade Prado”, afirman sus actuales propietarios Emiliano Díaz Andrade y Nira Montesdeoca González, padres a su vez de Darío y Mara.

Hoy día, Villa Petaca se ha transformado en un chalé de una planta con unos 150 metros cuadrados construidos y dotados de comodidades como calefacción, aire acondicionado, wifi, lavavajillas, etcétera. Tiene cuatro habitaciones, dos amplios baños, un salón de casi 40 metros cuadrados y una cocina moderna que convive con el rasgo definitorio de esta casa: su propia historia narrada en un emotivo mural.

VILLA PETACA se enraíza en un terreno de 2.000 metros cuadrados con piscina y una pequeña bodega donde la familia elabora el vino, el Tudel, con el que da la bienvenida a sus huéspedes. Esta pequeña finca incluye un gallinero del que los inquilinos pueden recoger su desayuno, jardín junto al porche (ideal para dar rienda suelta a los más pequeños) y pozo de agua (tapado por seguridad), olivos, frutales (naranjos, pomelos, limoneros) y sus mimadas viñas. Tiene espacio para aparcar tres o cuatro vehículos.

Fuera de Villa Petaca también existe otro mundo de naturaleza e historia por conocer. A medio camino entre Cáceres, Mérida, Don Benito y Trujillo, este alojamiento rural permite visitar el Parque Nacional de Cornalvo, donde todavía hoy se puede ver la presa que abastecía de agua a la ciudad Mérida en tiempos romanos. Igual de atractiva es la opción de recorrer los castillos medievales y las fortalezas militares que se levantan sobre la geografía de las provincias de Cáceres y Badajoz dando testimonio de un pasado aún presente.

A estas opciones de ocio constructivo se le suma un elemento tan útil como evocador de viajes románticos y aventuras: el tren. Existen rutas turísticas que, mediante este medio de locomoción, acercan al viajero a zonas muy poco frecuentadas por foráneos. Lugares auténticos con todo el sabor y la amabilidad de Extremadura.

Villa Petaca es, por muchas razones, la estancia de las familias, de las parejas y de los grupos de amigos que buscan su propia historia en un entorno hermoso, acogedor y abierto a compartir sus buenas sensaciones.

casa-rural-merida-salon-villa-petaca-4